Saltar al contenido

Verrugas genitales

verrugas genitales

En pocas palabras podríamos decir que las verrugas genitales son lo siguiente:

  • Una enfermedad de transmisión sexual muy común.
  • Puede ser propagada muy fácilmente por el contacto físico.

A todos nos gustaría protegernos de las enfermedades de transmisión sexual, como lo son las verrugas genitales. Por lo que aprender más acerca de este tema es muy importante.

A continuación daremos respuesta a preguntas comunes acerca de esta enfermedad

 

¿Qué son las verrugas genitales?

Podemos decir que las verrugas genitales no son más que tumores en la piel. Éstas aparecen en el área genital y cerca del ano. Las verrugas genitales son causadas por varios tipos de papiloma humano.

Actualmente se conoce de la existencia de más de 100 tipos de papiloma humano. Varios de estos tipos de papiloma producen verrugas en distintas partes del cuerpo. Comúnmente las verrugas aparecen en las manos y en las plantas de los pies. Incluso, algunos pueden derivar en algunos tipos de cáncer.

La gran mayoría de estas verrugas genitales son la consecuencia de tener dos tipos de virus del papiloma humano. Éstos son el 6 y el 11. Estas verrugas podrían aparecer en el área genital o en la boca. A continuación mencionamos la lista de los sitios en los que pudiesen aparecer.

  • Recto.
  • Ano.
  • Escroto.
  • Pene.
  • Vulva.
  • Vagina.
  • Cuello del útero.

 

Éstas son transmitidas de una persona a otra por medio del contacto físico. Comúnmente esto sucede durante las relaciones sexuales. Estas verrugas son muy comunes actualmente. Anualmente entre 500,000 y 1 millón de personas son contagiadas con verrugas en el ano o verrugas en el pene.

 

¿Cuáles son los síntomas de las verrugas genitales?

Los síntomas más frecuentes de este tipo de verrugas genitales son unos pequeños bultos de color piel. Éstos se pueden asemejar con el aspecto de un coliflor. Comúnmente, estas verrugas aparecen en más de un lugar y se agrupan formando masas tumulares. Normalmente no causan dolor, pero sí pueden causar picazón. Esto se puede aplicar tanto al caso de las verrugas en el ano como a las verrugas en el pene.

Por lo general las verrugas genitales se desarrollan después de seis semanas o seis meses después de la infección. Sin embargo, pudiesen demorar más tiempo en aparecer.

Normalmente crecen muy rápido durante el embarazo. También pueden crecer rápidamente cuando el sistema inmunitario de las personas es débil debido a lo siguiente:

  • Diabetes.
  • Sida.
  • Enfermedad de Hodgkin.
  • Quimioterapia.
  • Ingerir medicamentos contra rechazo luego de haber recibido un trasplante de órgano.

 

¿Son peligrosas?

Si bien es probable que las verrugas genitales sean desagradables, no son peligrosas. Sin embargo, pueden generar sangrado y ampollas. Esto aumentaría el riesgo de contagiar una enfermedad como el sida. Es por esto que es recomendable un tratamiento para verrugas genitales.

 

¿Cómo saber si tengo verrugas genitales?

Lo que debes hacer es ubicar a tu doctor, él sabrá diagnosticar correctamente tienes o no verrugas genitales. En las mujeres, estas verrugas se pueden observar durante el examen pélvico. En el caso de los hombres, lamentablemente no se suele examinar los parámetros en enfermedades de transmisión sexual. Normalmente, suelen examinarse luego de presentar síntomas.

Aquellas personas que tengan más de una pareja sexual, deberían realizar exámenes médicos periódicamente para detectar las verrugas genitales.

 

No cualquier bulto es una verruga genital

Hay otras infecciones y enfermedades que pueden confundirse con los síntomas de las verrugas genitales. Por tal motivo es muy importante que su médico lo examine.

La sifilis, los tumores cutáneos, las hemorroides y las pápulas perladas del pene, entre otras enfermedades, podría confundirse con las verrugas genitales.

 

Tratamientos para las verrugas genitales

Normalmente nuestro propio cuerpo es el que se encarga de combatir el virus. Cuando esto pasa, las verrugas desaparecen y necesidad de un tratamiento médico. Por esta razón, muchas personas esperan a que las verrugas desaparezcan.

Sin embargo, si lo desea pudiera elegir recibir tratamiento para verrugas genitales. Esto normalmente se hace cuando las verrugas genitales son muy incómodas. Esta también es una buena opción si son un impedimento para tener relaciones sexuales o si le desagrada su aspecto.

Algunos de los tratamientos que le presentara un médico pueden usar en casa. Sin embargo, otros deben ser administrados directamente por su médico. Cabe destacar que algunos de estos tratamientos pueden provocarle malestares. También es importante recalcar, que algunos no se pueden usar durante el periodo del embarazo.

Las verrugas genitales pueden ser eliminadas si se congelan. A este procedimiento se le llama crioterapia. También pudiesen ser eliminadas por medio de calor. Éste proceso tiene por nombre electrocauterización. Las verrugas también pueden ser eliminadas con cirugía o con láser. Incluso hay tratamientos que consisten en inyecciones de interferón.

Es útil que después de haber realizado un tratamiento contra las verrugas genitales, siga los siguientes consejos.

  • No se rasque la zona tratada.
  • Lávese las manos luego de tocar las verrugas.
  • Aplique compresas frías con el fin de aliviar el malestar.
  • Si el malestar persiste, tome paracetamol e ibuprofeno.
  • Mantenga siempre limpia la zona tratada.

 

Medidas para evitar contraer o propagar las verrugas genitales

A continuación, le mostramos algunos consejos para evitar contraer o propagar las verrugas genitales.

  • Aplíquese la vacuna contra el papiloma. Esta, lo puede proteger contra los virus que causan un 90% de las verrugas genitales.
  • Absténgase de tener relaciones sexuales con alguien que tenga esta enfermedad.
  • Si decide tener relaciones sexuales anales o vaginales, utilice un condón cada vez que lo haga. Los condones reducen el riesgo de contraer verrugas genitales.
  • No fume. Los fumadores tienen más posibilidades de desarrollar verrugas vaginales. También los fumadores tienen más probabilidades de volver a contraerlas.